La vivienda
debe ser social y
asequible

La vivienda es un derecho humano y no una mercancía. Estamos haciendo un llamamiento para mejorar las condiciones de vivienda.

Legal Text

La finalidad de esta Iniciativa Ciudadana Europea es lograr unas mejores condiciones marco jurídicas y financieras para facilitar el acceso de todos los europeos a la vivienda.

Instamos a la UE a que tome medidas para que todos los ciudadanos europeos puedan acceder a una vivienda.
Esto incluye:

  • un acceso más fácil para todos a viviendas publica, sociales y asequibles,
  • la no aplicación de los criterios de Maastricht a la inversión pública en viviendas publicas, sociales y asequibles,
  • un mejor acceso a financiación de la UE para los promotores de vivienda publica, sostenible y sin ánimo de lucro,
  • normas sociales para los alquileres de corta duración basadas en la competencia y
  • la compilación de estadísticas sobre las necesidades de vivienda en Europa.

Europa está sufriendo una crisis de vivienda

La vivienda es demasiado cara. Cada vez más gente en Europa tiene problemas para afrontar sus costes de vivienda. Unos 82 millones de personas gastan más del 40% de sus ingresos en vivienda: ¡es inaceptable! Las listas de espera para acceder a pisos subvencionados, sociales y asequibles es
cada vez más larga. En casi todos los paísesmiembros de la UE el sinhogarismo está en
aumento.

Las personas se están viendo desplazadas de las ciudades. Muchas deben marcharse debido a los altos costes de vivienda y se ven forzadas a largos viajes diarios para trabajar o estudiar en la ciudad.

La vivienda es un derecho humano y no una
mercancía. Los precios inmobiliarios y del
suelo se están disparando en las ciudades enexpansión. Hay inversores globales (fondos de pensiones o de inversión) comprando distritos enteros para especular: para ellos no se trata de viviendas, sino de dinero.

Una inversión demasiado escasa en vivienda
social y asequible. Después del colapso económico se ha invertido demasiado poco en políticas de
vivienda. La brecha de inversión en la UE es de unos 57 billones de euros al año. El marco fiscal de la UE y las leyes que regulan los subsidios obstaculizan a las ciudades y municipios en sus esfuerzos por crear vivienda social y asequible.

Los alquileres turísticos a corto plazo a través de las plataformas digitales reducen dramáticamente la cantidad de viviendas disponibles para la población local. Debido a ello hacemos un llamamiento a los legisladores europeos para mejorar el marco legal y financiero para crear vivienda social y asequible.

Debido a lo anterior hacemos un llamamiento a los legisladores europeos para mejorar el marco legal y financiero para la vivienda social y asequible.